Barcelona .- La señora presidenta de la Cámara Latina de Comercio de Barcelona Judith Reynado fue invitada a participar como panelista en la Conferencia Internacional de Mujeres Líderes, a continuación reproducimos íntegramente el discurso de la señora Reynado.

Discurso de Judith Reynado

Hola, buenas tardes es para mí un honor compartir esta tarde con todo el gremio de mujeres líderes, con las compañeras presidentas Amarilys Duran y Quenia Abreu.

Agradecer la invitación a Marta Matty Frias Presidenta de la Asociación Hispanoamericana de Mujeres Profesionales y Empresarias (HAPBWA) Y HAPBWA Foundation por invitarme a este segundo encuentro internacional de “Mujeres Lideres” que viene a ofrecernos esa oportunidad de participación y enlace entre países eliminando las fronteras y enlazando conocimientos entre mujeres.

Quiero contarles que cuando  recibo la invitación para participar este día me sentí muy contenta porque es bueno saber que las mujeres siempre estamos buscando la manera de avanzar y que no paramos, vamos siempre hacia adelante como debe ser.

Somos líderes natas, mujeres camaleónicas, nosotras siempre estamos pensando que hacer, que más puedo estudiar o aprender y si queremos hacer algo vemos como lo inventamos aunque a veces nos llevemos unos buenos caídas, pero nos levantamos y volvemos a empezar y no nos damos por vencidas tan fácilmente y por eso digo ¡hurra! por esas mujeres lideres.

Mi nombre es Judith Reynado, orgullosamente salvadoreña llegué a España hace 12 años y me establecí en Barcelona una ciudad muy diversa e inclusiva; bueno decirles que yo venía feliz con una maleta llena de sueños e ilusiones que en unos pocos días me di cuenta de que aquí las cosas no eran tan fáciles.

Cuando pisas tierra española y vienes como inmigrante te das cuenta que todos tus estudios y conocimientos se quedaron en el aeropuerto de tu país de origen y que tienes que empezar desde cero y empecé a ver qué se podía hacer, que podía aprender, vi que tocaba comenzar de nuevo y me dije Judith hay que empezar de nuevo y ese comienzo me llevo cuatro años.

Hay una frase que me gusta mucho y que dice que ¨solo cuando el alumno estas listo el maestro aparece” y fue así como comencé mi preparación y estudio para llegar donde hoy estoy y decirles que no importa lo que queramos emprender hay que agendarlo, fijemos metas y de ahí solo hay cuatro acciones determinantes para conseguirlo y solo será con mucho trabajo, ser constante, mucha diciplina y una buena actitud y si eso no es suficiente agregarle más actitud.

Hoy quiero contarles que cuando asumí mi cargo allá por el año 2016 me tocó desde el primer momento enfrentar grandes desafíos y aunque es verdad que ya tenía experiencia en el campo empresarial y comercial, nunca imaginé que como mujer al frente de la Cámara Latina de Comercio me tocaría ver cara a cara los grandes problemas y retos propios de este cargo.

En un primer momento junto a mi equipo de trabajo decidimos poner en marcha una carpeta de iniciativas para primero saber cómo estaba el ambiente empresarial, principalmente entre los empresarios y emprendedores latinoamericanos que llegaron a España con muchas ganas de emprender.

Posteriormente elaboramos un cuadro de intenciones y programa de trabajo para apoyar en todo lo que fuera necesario a nuestros más de mil 400 asociados, la mayoría en sectores como el transporte, alimentación, e importación de productos para la venta al detalle.

Sin embargo, con el paso de los años pudimos comprobar que el marco legal europeo es más complejo de lo que parece y retos como el acceso al capital semilla, y -asesoramiento para poner en marcha la empresa se nos hacía cada vez más cuesta arriba.

En varias ocasiones nos hemos sentado con nuestros asociados que nos exponían lo complejo que era acceder al mercado local, otros nos comentaban algunas de las barreras burocráticas que impedían llegar a buen puerto su iniciativa empresarial.

Tuvimos que replantear nuestra agenda de trabajo para poder dar respuestas a nuestros asociados, es verdad que no ha sido fácil, pero con los años hemos aprendido a sortear todos los inconvenientes para nuestra gente y al día de hoy poco a poco el sector empresarial latinoamericano es cada vez más robusto en toda España y en todos los sectores comerciales.

Aunque este último año la crisis de la pandemia vino a enfrentarnos a un reto importante en el cual nos ha tocado reinventarnos de una manera acelerada y cuando hablamos de avances y desafíos vemos que son dos palabras claves e importantes en estos tiempos que todos estamos atravesando y  que dio un giro inesperado a nuestras vidas y todos los sectores empresariales y de emprendimiento, especialmente al sector femenino que tuvimos que lidiar combinando trabajo y hogar.

Muchas tuvimos que adaptarnos rápidamente para reinventarnos y renovarnos, porque la crisis de la pandemia nos hizo hacer cambios importantes rápidamente y enfocarnos más en la tecnología, porque en muchas áreas no se le estaba dando la importancia necesaria.

Estábamos acostumbrados a las reuniones de equipo de trabajo y de pronto ya no se pudo reunir presencialmente, tuvimos que hacerlo a través de Zoom para no detenernos y seguir adelante con esas capacitaciones de equipo porque teníamos que seguir informando, orientando y asesorando.

Y nos topamos que mucha de nuestras gentes no sabía utilizar las plataformas virtuales que nos permitieron conectarnos, ni las redes sociales que nos permitieron seguir adelante con algunos negocios 

Tocó capacitarnos porque todo paso a gestionarse a través de la web como por ejemplo para poder implementar el comercio electrónico, el poder ordenar presupuestos, cuidar de las finanzas para ser más rentables, la autoría de marcas personales porque muchos emprendedores ponen sus pequeños negocios, pero a la hora de hacer cambios se daban cuenta que no contaban con el dominio de sus marcas para trabajarlas en internet.

Gracias a la facilidad que se no llegó de una manera acelerada con todas esas herramientas gratuitas que se pusieron a disposición y que nos enseñaron y ayudaron a poder gestionar mejor nuestro emprendimiento. Hoy tenemos muchas oportunidades extraordinarias de información y recursos que nos ayudan a poder educarnos en el área que queramos, de la cual yo siempre recomiendo a todas las mujeres que sean autodidactas que se capaciten aprovechando las diferentes oportunidades porque eso antes no existían.

 Y no me canso de insistir que somos dignas de admirar como esta crisis vino a demostrar que la mujer pude seguir adelante combinando hogar y trabajo desde su casa.

Y es ahora cuando se está tomando conciencia y se tiene la visión que es necesario que la mujeres siempre debemos estar presente en las diferentes empresas ya sea estas públicas o privadas y formar parte de la economía. porque las mujeres se le caracteriza por tener esa flexibilidad, la capacidad y la gana de reconvertirse a una velocidad necesaria, y que anima a pensar distinto armando equipos que ayudan a llevar a cabo todas las ideas y proyectos

Sabemos que hemos avanzado, pero no lo suficiente todavía nos queda mucho por conquistar, la transformación no ha sido fácil se fue ganando protagonismo con el paso del tiempo y se pudo estudiar, se dio el derecho de voto, incorporación universitaria, cargos políticos, emprendimientos, altos cargos directivos y hasta conducción de países.

Últimamente la mujeres hemos sabido prepararnos eligiendo carreras en áreas que estaban clasificadas especialmente para hombres, pero hemos demostrado que somos capaces de hacerlo y lo que nos da ese valor agregado a todas las mujer es que podemos gestionar varias tareas a la vez y hemos adquirido mucha experiencia, conocimientos, desarrollado capacidades y ante todo el balance entre vida personal y laboral pero aun así queda por derribar muchos siglos y romper status quo.

Sin duda nos queda un gran reto para los próximos años y es emprender un cambio estructural y cultural que ilumine los ámbitos no visibles, las creencias, los miedos, los estereotipos y los usos y costumbres que conspiran con el pleno desarrollo de la mujer

Tenemos que terminar con el poder tradicional histórico masculino que es el jerárquico y pasar al estilo femenino que es radial y que corresponde a un tipo de estructura en red y que fortalece las personas y permite un mejor desempeño en los equipos de trabajo.

Hay tanto que poder seguir contando, pero el tiempo se queda corto no me queda mas que dar las gracias a todas las presentes y decirles que sigan adelante luchando por sus sueños, les deseo muchos éxitos en sus labores diarias y en todo lo que emprendan un fuerte abrazo y todo mi cariño hasta donde se encuentren.

Bendiciones ¡